Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Decepción, vulnerabilidad e identificación en la adolescencia
  Por Sergio Zabalza
   
 
En pocos días más el jurado de un tribunal federal de la ciudad de Los Ángeles dictará la primera condena por “intimidación cibernética”. Se trata del caso de una mujer –y madre– de cuarenta y nueve años de edad que fingió ser un joven muchacho con el fin de enamorar con sus mensajes a una púber. Según los testimonios, una vez lograda la confianza de la víctima, la mentirosa denigró a la pequeña por su aspecto físico para luego abandonarla sin más. De resultas de esta manipulación, la niña se suicidó.1
El caso es oportuno no sólo para sopesar los peligros a los que un joven se ve expuesto al ingresar en las denominadas redes sociales de Internet sino también para indagar en las razones que hacen de la pubertad y la adolescencia esa zona de la vida especialmente vulnerable.

Por lo pronto, el caso reviste la curiosidad de trazar el mismo y sinuoso derrotero que Freud advirtió en la sexualidad femenina, a saber: decepcionada porque la intervención paterna priva a la madre del pene, la niña ingresa en el Edipo con la expectativa de que el padre le haga un hijo que sustituya el anhelado falo, orientación que al fin la llevará al encuentro con un hombre. En efecto, a su manera, esta desafortunada historia cibernética mostraría que una vez más, para una mujer, detrás de la relación con un hombre siempre hay una madre.
Lo cierto es que la perspectiva freudiana articula la función mediadora que al padre le cabe entre la irremediable decepción que inflige la ley constitutiva del orden simbólico y el horizonte que el mandato exogámico despunta por medio de la ecuación pene/niño.

De acuerdo con los dos tiempos de la elección de objeto2 que Freud señala en sus “Tres Ensayos”, podríamos situar en la problemática adolescente un abanico de alternativas que van desde una regresión hacia las fijaciones en que la libido queda tomada por cierta actividad fantasiosa inhibitoria del desasimiento de los objetos primarios hasta la efectiva asunción de la ley paterna que habilita al sujeto a servirse de las equivalencias del campo simbólico para, vía la sustitución metafórica, acceder a las efectivas relaciones de objeto: trabajo, pareja, estudio, etc.
Sospechamos que la vulnerabilidad adolescente descansa en el punto de inflexión entre ambas posiciones expuestas: ese momento en que por efecto de la interdicción paterna el sujeto no sabe “literalmente a qué santo encomendarse”3.
Es allí donde el discurso perverso encuentra el campo propicio para seducir primero, aislar después, y someter por fin a su víctima aunque ya no se trate de muertes ni físicas vejaciones sino de los pesados episodios propios del abuso moral, ciertamente no menos graves y humillantes.

Cuidado, si el efecto de la ley –en lugar de abrir los horizontes que la renuncia del objeto incestuoso propicia– se limita a la amenaza de punición, al sujeto no le cabe más que el terreno de la fantasía para atender a su interés psíquico. ¿En qué posición acreditamos las extensas horas que un adolescente transcurre frente al monitor?
______________
1. “Culpable de engañar”, Página/12 del 27 de noviembre del 2008, página 18.
2. Sigmund Freud, “Los dos tiempos de la elección de objeto” en “Tres ensayos de teoría sexual”, A. E. tomo VII, página 181.
3. Jacques Lacan, El Seminario: Libro 5, “Las Formaciones del inconsciente”, clase “Los Tres tiempos del Edipo” (II) del 29 de enero de 1958, pag. 214.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Silencio: esa puta soledad de la lengua 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Púberes en peligro   Saber hacer allì con lo imprevisto
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Kafka, la familia y el Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La gavilla de zombies asesinos y consumidores 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Realidades violentas: ¿contra los hijos o contra el Padre? 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Cuatriciclos: papá ya no lo sabe todo 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | El sexo del nombre o el nombre del sexo 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | “…Io antes de hablar, quesería decir algunas palabras”  
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Autismo ministerial 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Elección sexual: la ropa del síntoma 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Dos familias de locura 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | ¿Amor o crimen subjetivo? 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | El gobernante, la justicia y el pudor  
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Uno vuelve, entre el centro y la ausencia 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | ¿Testigo o superstite? 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Presencia y ausencia del amigo 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Bisnieto de rabino, hijo de un psicoanalista 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Filicidio: niños liquidados 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La salud lacaniana: Del consumidor subsidiado a la responsabilidad subjetiva 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Violencia Rivas quiere ser mamá 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Entrevistas con padres  Qué hay para escuchar; qué hay para perder
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Japón: ética, arte y ultraje bajo el mismo cielo 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Patagones: El despertar de la primavera 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | La mano del fantasma: entre Niñez y Adolescencia 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Gordos: el reverso del yuppie 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Servicio cínico voluntario (o sobre la moral del bufón) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | El porvenir de la diferencia 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Fuego, responsabilidad y contingencia (o sobre el tabú de Cromañón) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Síntoma y pubertad  La latencia de que adolece todo significable
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | “Tratame bien”... o sobre la máscara y el nombre 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Hambre y amor 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Los muros se hacen del lenguaje 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | La "previa" y los semblantes 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Vacaciones: La invensión del regreso 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | La "vida inútil" del analista 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Apropiación, desamparo y transmisión simbólica 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | La imagen del Otro 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Pasar el tiempo en Gesell  (o sobre la declinación del prójimo)
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Padre e hija: la filiación en el cuerpo  (una diferencia entre psicoanálisis y literatura)
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Salud Mental:  "Un quilombo de la puta madre"
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | El juego de la transferencia  Estética o intemperie en el momento de concluir
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Viagra entre los jóvenes  Un tema para nunca acabar
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Un requiem de dulce de leche 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Freud: hacer algo con el nombre 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | El zapping de la memoria.  (o por qué le pegamos a los viejos)
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Cromañón: urgente una mujer 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | El secreto mafioso del síntoma 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | 2046: Fin del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | ¿De quién es el duelo?  Algo más sobre el caso de Romina Tejerina
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Cuando el arte no hace un lugar  (o sobre la noción de Hospitalidad del Síntoma)
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | Cadáver exquisito 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Nota al pie: una perspectiva topológica del Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Una peste que entra por los ojos  (reflexiones a partir de La Invención de Morel)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Caballeros Damas ¿La anatomía es el destino? 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | El revo-ltril  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Los “nuevos síntomas”, de los analistas 

 

 
» Fundación Tiempo
PASANTÍAS GRATUITAS CUATRIMESTRALES  Observación de admisiones. Supervisión clínica. Inicio en Agosto
 
» Fundación Tiempo
POSGRADOS EN PSICOANÁLISIS CON ATENCIÓN RENTADA DE PACIENTES  Inicios mensuales. Duración: 12 meses. Derivación de pacientes sin tope fijo.
 
» El Kaso Dora
La Comedia Teatro  Lunes 20:30hs
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  comienzan en Junio
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
La Formación del analista  El analista y su práctica - actividad no arancelada
 
» Fundación Tiempo
Curso de inclusión en la escuela con práctica rentada  Inicia 1 de Abril de 2019
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com