Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Saber de la historia

Respuesta de Freud a la encuesta de la Kulturpolitische Gesellschaft sobre la reforma de la ley conyugal (1)
  8 de febrero de 1905
   
  Por Mauro  Vallejo
   
 
Secretario Fred Fakler: El Señor Profesor Freud comienza [Fakler lee]: “Sólo contesto a aquellas preguntas que están en relación más próxima a mi actividad y mi experiencia como médico”.
Preg. 2: ¿Está implicado en el concepto de matrimonio de nuestra cultura que el matrimonio sea monogámico, esto es, está una poligamia simultánea o sucesiva en contradicción con nuestro concepto de cultura?
Ad 2: Puedo claramente figurarme que al menos la poligamia sucesiva puede ser conciliada con las exigencias de nuestra cultura. Esto sería en parte sólo una legitimación [Sanktion] de circunstancias ya existentes.

Preg. 7: ¿Presta un mayor servicio a la moralidad si las relaciones sexuales existentes son legalizadas o, en la medida en que sean extramatrimoniales, si son obstaculizadas?
Ad 7: Quizás el único camino practicable para fomentar la moralidad sería la legalización de otras relaciones sexuales que las matrimoniales, por consiguiente el otorgamiento de una magnitud mayor de libertad sexual y la merma de la prohibición sobre esa magnitud.

Preg. 8: ¿Hay que exigir la igualdad de derechos de ambos sexos?
Ad 8: La igualdad de derechos de ambos sexos está directamente excluida por sus diversos roles en la función reproductora.

Preg. 9: ¿Puede pensarse dentro del matrimonio una distinción de tipo tal que sean reconocidos matrimonios con diferente estatuto legal [rechtlichen Inhalt], en especial con respecto a la descendencia (matrimonium juris gentium y matrimonium juris civilis)?
Ad 9: Nuestro conocimiento actual de las leyes de la herencia no me parece ir suficientemente lejos como para pronunciar en numerosos casos, o categorías de casos, una prohibición de matrimonio en razón del daño temido de la descendencia. Junto a la degeneración comúnmente reconocida a consecuencia de la herencia deben ser también admitidos los procesos de regeneración en las generaciones siguientes; si fuera de otro modo, todos los hombres vivos de hoy tendríamos desde hace mucho que haber sucumbido a la progresiva degeneración hereditaria.
Tampoco es cuestión de reducir tan sensiblemente los derechos de los vivos en favor de los no natos.

Preg. 25: ¿Debe el matrimonio ser indisoluble? ¿Incluso tras la ruptura de hecho?
Ad 25: La indisolubilidad del matrimonio contradice principios éticos e higiénicos y experiencias psicológicos. Se presenta como una injusticia contra la mujer, la que es obligada por condiciones naturales a contraer matrimonio a edad muy joven y así en plena inmadurez emocional3, y que es también forzada a entrar al matrimonio sin conocimiento de la vida amorosa.

Preg. 37: ¿Qué dice la ciencia sobre los efectos de la continencia [Kontinenz]4 sexual continua en las diferentes edades de la vida para diferentes disposiciones individuales?
Ad 37: Sobre los efectos de la continencia sexual continua se han expresado representantes de la ciencia médica muy diferentemente, en buena parte porque aspiraron a evitar, con intención más o menos clara, expresiones que habían de ser incómodas para el orden sexual imperante. Muchos médicos prefieren todavía hoy subestimar la poderosa pulsión sexual en una magnitud que debe parecer extraña a todo conocedor de las circunstancias reales, y esto porque suponen que lo exige de ellos la dignidad de la ciencia.
Soy de la opinión de que sólo a una ínfima minoría de personas, con una particularmente afortunada constitución, es posible llevar a cabo la abstinencia sexual sin daño, sea que fueren de naturaleza más fría, sea que acudieren en su ayuda unos distractivos extraordinarios. Sin embargo la abstinencia sexual por encima de un cierto tiempo en la vida es para la gran mayoría casi imposible; a los obstáculos existentes suelen someterse solamente los débiles; pero las naturalezas más potentes suelen sustraerse a ellos. Es admitido que la abstinencia sexual por sí sola no es muy frecuentemente encontrada causa de enfermedad. Pero esto procede en principio de que los hombres normalmente dotados suelen abrirse paso a través de tales restricciones de forma que sus efectos sólo pueden ser estudiados de modo apropiado en aquellos predispuestos para la patología, que frecuentemente también se perjudican a través de un sustituto inadecuado [unzweckmässig] para las relaciones sexuales. El daño físico en la contención sexual continua puede describirse como una disposición para distintas formas de nerviosidad, pero más significativas me parecen las consecuencias psíquicas, habitualmente menos observadas, de la abstinencia [Enthalsamkeit] no voluntaria. El individuo consume sus fuerzas espirituales en la lucha sin descanso contra la tentación y con ello se empobrece en las cualidades que necesita para sus deberes sociales: autoconfianza, energía y atrevimiento.
Lo dicho se refiere ante todo a varones y a la exigencia de contención por un largo espacio de tiempo. Una abstinencia [Enthalsamkeit] temporal es en cambio fácil de alcanzar, y por cierto tanto más fácil cuanto más normal es el varón en su vida sexual, en especial si existen ocupaciones espirituales abundantes.
Para las mujeres me parece seguro que la postura abstinente tiene éxito más frecuentemente que para los varones, aunque para muchas de ellas represente un sacrificio psíquico aún mayor. Por lo demás, una parte de las mujeres cultivadas parece actualmente haber sido educada para la frigidez.
Un aplazamiento de las relaciones sexuales en la juventud es posible sin perjuicio bajo circunstancias normales.

Preg. 38: ¿Puede elevarse una aspiración general de abstinencia [Enthalsamkeit]? ¿No debería reconocerse una compulsión irresistible en muchos casos de adulterio donde la satisfacción dentro del matrimonio, especialmente en las parejas separadas, por las razones que fuere está siempre excluida?
Ad 38: Surge de lo anterior que no puede elevarse una aspiración general de abstinencia, y que no se deriva en modo alguno del hecho del matrimonio un compromiso sexual en tanto el matrimonio ya no cumpla los deberes de satisfacción de las pulsiones sexuales normales.

Preg. 45:
¿Debe conformar la enfermedad mental [Irrsinn] duradera una razón para la separación?
Ad 45: La enfermedad mental duradera merece un lugar entre las razones de separación marital, ya que supone la extinción de la personalidad.

Preg. 54:
¿Debe el sexo femenino estar representado en el Tribunal de Pareja5?
Ad 54: Simplemente es justo y adecuado consultar a las mujeres para tratar los problemas que conciernen a su esencial rol en la vida, y reconocerles voz en todas esas decisiones.
Traducción: Fernando Gabriel Rodríguez2
____________________
1. Ofrecemos aquí la traducción de la Respuesta de Freud..., inédita en castellano y anunciada en la última entrega de Saber de la historia. La versión original alemana es reproducida en Boyer, J. (1978) “Freud, Marriage, and Late Viennese Liberalism: A Commentary from 1905”, Journal of Modern History, 50, pp. 72-102. El lector podrá hallar en el texto de Boyer, así como en el artículo que publicáramos el mes pasado en esta sección, una explicación de las circunstancias en que Freud redactó esas palabras [Mauro Vallejo].
2. El autor es investigador de UADE y docente de UBA y UADE.
3. Adopto aquí la opción de Boyer, que traduce geistig por “emotional”, aun si lo literal indicaría el empleo de “anímico”.
4. Traduzco tanto sea Abstinenz como Enthaltsamkeit por “abstinencia”. Más adelante obro del mismo modo con Enthaltung y con Kontinenz, los dos vertidos como “continencia” (la alternativa de elegir algún sinónimo del castellano –“retención”, o “contención”– opacaría la transparencia de los términos en alemán, donde el fondo semántico está más que claro). Para ambos casos se ha especificado entre corchetes dónde, en el original, figura la segunda opción de cada par.
5. Ehegerichtshof corresponde a Corte o Tribunal de Pareja, una instancia jurídica sin paralelo en nuestro medio. La traducción por Juzgado de Familia, o Cámara (quizá mejor porque rescata, en el plural de los jueces intervinientes, la noción original de tribunal), me pareció forzar el texto sin mayor necesidad. Ergo se priorizó la literalidad, con las reservas de haber reemplazado “matrimonio” por “pareja”.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | La estirpe sugestiva (cuarta parte)  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (tercera entrega)
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Un reguero de pirotecnia. Freud a los ojos del espiritismo argentino (1939) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  (Segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895) ***  Tercera entrega: herejías sobre Cabred
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Segunda entrega: Domingo Cabred y la telepatía
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Primera entrega: la uva rusa que inquietó a Ramos Mejía
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Alfredo Lagarde y una temprana referencia a Sigmund Freud en la medicina argentina (1885) 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Tercera parte)
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Segunda parte)
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Hacia una crítica de la historiografía del psicoanálisis chileno  El caso del Dr. Alejandro Lipschutz (Primera Parte)
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico  Epílogo de genética textual (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico   Epílogo de genética textual (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Freud pediatra y la castración histórica de Juanito  Acerca de un libro de Carlo Bonomi
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La seducción del origen - Tercera entrega  Karl Abraham y la filosofía política
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | La seducción del origen (segunda entrega)  De la política de las nodrizas a la sangre del padre
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | La seducción del origen  primera entrega: La sobrina queer de Freud
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (primera parte)
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Del partero de María Antonieta al padre de Schreber  Instantáneas de una historia de la puericultura
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Psicoanálisis en el monasterio  Comentario de la tesis doctoral de Juan Alberto Litmanovich
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Hacia el Centenario de un gesto adleriano. Traducción de un documento 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Reseña que escribió Freud acerca de la primera conferencia sobre teoría psicoanalítica en Argentina (1910) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Psicoanálisis, política e historia   Sobre Jacques Lacan el anclaje de su enseñanza en Argentina de Marcelo Izaguirre por HERNÁN SCHOLTEN
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | El sueño de Charcot, el judío errante y la eugenesia en Ferenczi 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Las lágrimas de Freud y Thomas Mann, El elegido.  Epílogo
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Tercera parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Segunda parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Franceses sordos y niños enamorados  Una historia del problema del incesto (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Eduard Hitschmann, fundador del nuevo psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Helene Deutsch, Fritz Wittels y las trampas de la memoria 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Sigmund Freud y su conferencia sobre Fecondité de Émile Zola 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Cárceles y linajes  Freud y la Memoria Orgánica de Ewald Hering
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Freud, su público y un texto no incluido en las Obras Completas  Acerca de su opinión sobre el divorcio (1950)
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Isidor Sadger, síntoma freudiano 

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com