Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Institucional

Por Oscar Arribas  y Noemí Ciampa, Carlos Quiroga, Pablo Román, Anabel Salafia
A los 40 años de la Proposición de Octubre de 1967
  El pase, ¿responde, o no, a una necesidad de discurso?
   
  Lacan instituye el pase como necesidad de discurso a partir de la formalización “de lo que al final del análisis llega a darse a saber”: “En su deseo, el psicoanalizante puede saber lo que él es. Pura falta en tanto que (-fi) es por medio de la castración, cualquiera sea su sexo, que encuentra el lugar en la relación llamada genital. Puro objeto en tanto que (a) él obtura la hiancia esencial que se abre en el acto sexual por funciones que calificaremos de pregenitales. Yo demuestro que esa falta y ese objeto tienen igual estructura.” (J. Lacan, “Proposición de octubre”, p. 21)
  ver mas

 

   Comentario de libros

Por Daniel Altomare
Hechizos del tiempo. Una lógica del acto analítico
  Hugo Cardoso - Oscar Lamorgia, Letra Viva Editorial, 2007
   
  Hechizos, un término con reminiscencias medievales refleja la poesía del artificio. Próximo a la magia deslumbrante y la ilusión embriagadora, el hechizo tiene un efecto adormecedor. Acaso para los analistas, el presente libro tiene – en cambio- un efecto despertador. Deshechiza, por la perspectiva con que los autores reintroducen el concepto de duelo, porque el término duelo no nos resulta ni extraño, ni nuevo. Sin embargo, la lógica con la que Cardoso y Lamorgia abordan este concepto es recreativa, en el sentido que no ahorran referencias a autores del psicoanálisis francés: además del prefacio eximio de Erik Porge, Jean Allouch a propósito de la Erótica del duelo en tiempos de la muerte seca (al que nos referiremos), pero también Phillipe Julien, Jaques-Alain Miller o Juan David Nasio. Tampoco faltan referencias al campo filosófico, también francés: Sartre y Ricoeur, en el caso de la particular forma de Oscar Lamorgia. Lo que revela –una vez más – el interés del psicoanálisis por beber de otras fuentes o cultivar con otras disciplinas un campo común. Algo más todavía. Se lo debemos a la pluma inquieta y curiosa de Hugo Cardoso, al recurrir a exteriores al campo específico de la teoría y dirigirse apasionadamente en dirección al arte (si es que el arte conforma una dirección). A la literatura, con Hamlet, a través de Shakespeare (o de Lacan). Al cine, con Hiroshima mon Amour, a través de Alain Resnais (o de Marguerite Duras). Al teatro, con Copenhague, a través de Michael Frayn.
  ver mas

 

   Comentario de libros

Por Ricardo Bustamante
La creación literaria. Un juego para des-encontrar la palabra.
  de Norma Píngaro, Letra Viva, 2007
   
  Norma Píngaro incursiona en el terreno del ensayo, buscando puntos en común entre el psicoanálisis y la escritura. Por tal motivo se encuentran referencias tanto a conceptos psicoanalíticos como a escritores (P. Neruda, J. Cortázar, J. L. Borges, para nombrar sólo a algunos) y sus obras literarias. Partiendo de estas tres preguntas: “¿Por qué razón alguien recurre a la creación literaria?”, ¿Es ésta una vocación?, ¿Qué lugar ocupa en la estructuración subjetiva?”, desarrolla este complejo entramado entre psicoanálisis y literatura. En la introducción realiza una síntesis de lo que luego desarrollará en sus siete capítulos. La creación literaria sería una manifestación más del saber del sujeto del inconsciente y el acto de escribir revela la tendencia a la subjetivación, estableciendo las diferencias entre el síntoma y el acto creativo, ubicando a éste en reemplazo del síntoma, donde la sublimación sería la operatoria necesaria para ello. Para fundamentar estas ideas, también realiza una excelente articulación entre conceptos de Freud y Lacan.
  ver mas

 

   Comentario de libros

Por  Letrafonía
Letrafonía Nª4:
  Revista de psicoanálisis. Letra Viva, 2007
   
  Letrafonía es una asociación libre de analistas dedicada a la lectura, investigación, debate y difusión del psicoanálisis a partir de la enseñanza de Lacan. Realizamos esto a través de trabajos en carteles, puntuaciones de textos, ateneos clínicos, seminarios, reuniones para la discusión de diversos temas que hacen a nuestra praxis y la publicación de escritos reunidos en una revista temática. En esta oportunidad presentó en la Biblioteca Nacional el cuarto número de su revista: La práctica analítica. Iluminado por la presencia de más de un centenar de personas el salón Cortazar alojó a artistas y analistas.
  ver mas

 

   Comentario de libros

Por Ana Casalla
Acostar al analista
  de Masu Sebastián, Letra Viva Editorial, 2007.
   
  Y así como el poeta se deja devorar por sus versos al hacer poesía. Así como el soñante devorado por su sueño puede dejar su marca produciendo un pasaje, y siendo Freud el soñante, es a través de ese pasaje que va, puede ir, más allá del padre. Así Masu se deja tomar también por su escritura. Escritura cuya trama se arma con otros: pensadores, psicoanalistas, novelistas y poetas quienes son reducidos a palabras, frases que se recortan, ideas con las que se dialoga. Cualquier gesto reverencial al encumbramiento del autor es devorado en un misterioso fuego que la escritura produce, se devela así que lo que interesa –al convocar a los autores– es crear puentes frente a abismos por los que Masu transita. Es que guía su decir eso de no saber de sí sino por la palabra que falta. Se hace necesario entonces echar fuego a la leña de la cual se vale para ir dando pasos cruzando huecos que la teoría psicoanalítica plantea, porque es inacabada y porque se corresponde con una clínica que es de lo singular y no se uniformiza en todos por igual.
  ver mas

 

   Colaboración

Por Emiliano Del Campo
Freud pionero en la psicofarmacología
 
   
  Freud fue un pionero en la psicofarmacología, ya como médico en 1874 buscaba en la cocaína un psicofármaco, reconocía que era el cuerpo el que “gritaba los sufrimientos” Esto acontece mucho antes de descubrir el psicoanálisis, pero esta inquietud inicial lo llevan a descubrir en 1895, en el Proyecto de una Psicología, el Entwurf, los fundamentos energéticos, la epistemológicos del psicoanálisis. Freud lo que ha descubierto lo asevera hasta el final de su obra: el poder de la energía en el acumulada y distribuida desde el primitivo “aparato psíquico”; energía inseparable del sistema neurológico; será la que domina la vida del ser humano, sea para producir placer o sufrimiento, así como la destrucción propia o ajena. No fue casual que Freud buscara un psicofármaco, no los conoció en vida, recién aparecen en los años 60.
  ver mas

 

   Colaboración

Por Manfredo Teicher
La competencia narcisista, un entrenamiento para la lucha de clases, nuestro juego cotidiano
 
   
  Con la introducción de la tercera herida al narcisismo humano, Freud creó el psicoanálisis. Con sus dos facetas, por un lado, un cuerpo teórico que intenta conocer y explicar la conducta humana y por el otro, un método terapéutico que hoy pretende superar las expectativas de su fundador, ya que muchos psicoterapeutas se atreven a, no sólo enfrentar, sino hasta “curar” con el psicoanálisis a un sujeto cuya conducta es considerada psicótica. El encuentro con el Inconsciente presenta el serio problema de la angustia que suele surgir en cualquier investigador que se atreve a lo que llamamos insight. Encontrar dentro de sí deseos e impulsos nada elegantes puede superar la capacidad de tolerancia de cualquiera. Y, según esa teoría, defensas como la negación, la proyección y la represión, intentan evitar esa angustia. Pero la tolerancia a la frustración tiene sus límites. Freud ya lo vio al señalar en El malestar en la cultura: “No debe menospreciarse la ventaja que brinda un círculo cultural más pequeño: ofrecer un escape a la pulsión en la hostilización a los extraños. Siempre es posible ligar en el amor a una multitud mayor de seres humanos, con tal que otros queden fuera para manifestarles la agresión… Le di el nombre de «narcisismo de las pequeñas diferencias»”
  ver mas

 

   Colaboración

Por Jorge Baños Orellana
La novela de Lacan (séptima entrega)
  3.Loigny, los caminos a la escuela
   
  “Muchas veces me pregunté por qué mi padre me inscribió en un colegio religioso. Estas fotos me lo aclararon”, escribe Judith Miller a propósito de la decena de fotografías escolares que pegó en el invalorable Álbum Jacques Lacan, imágenes de mi padre. Desde luego, por mucho que se las mire, no alcanzamos el menor esclarecimiento del porqué de esa preferencia de Lacan, pues la hija es iluminada por el punctum, el pinchazo, el flechazo de algún detalle contingente que esas fotografías producen sólo en ella o, a lo sumo, en escasos elegidos. Punctum. Tal fue el término latino elegido por Roland Barthes para denominar el efecto que a él, hijo único, le habían provocado ciertas fotografías de su madre muerta. Subrayemos que no se lo producían todas las otras que guardaba de ella; el punctum no es una mera proyección en la lámina en blanco, el punctum es del objeto: proviene de tal o cual fotografía, aunque el alcance esté expresamente reservado “para” tal o cual observador. Por eso, porque habría sido inoperante para otros que no fuera él mismo, Barthes descartó incluir una copia de aquellas imágenes marcadas de su madre en la colección de fotos de La cámara lúcida. El punctum, dice, es mathesis singularis, es tyche, es encuentro, es lo real en su expresión infatigable.
  ver mas

 

   El psicoanalista lector

Por Pablo Peusner
¿Oral o escrito?
  A propósito de ¿Qué se espera del psicoanálisis y del psicoanalista? de Collette Soler (Letra Viva, 2007)
   
  Dice Georges Steiner: “Platón, escritor de genio, propugna en Fedro y en la Carta VII la oralidad. Sólo la palabra hablada y el cara a cara pueden sonsacar la verdad y, a fortiori, garantizar la enseñanza honrada... La escritura induce un descuido, una atrofia de las artes de la memoria... La escritura detiene, inmoviliza el discurso... La palabra escrita no escucha a quien la lee. No tiene en cuenta sus preguntas y objeciones... La enseñanza oral, por otra parte, florece con los errores creativos, con los recursos de la enmienda y la refutación... «Un buen maestro, pero no publicó»: éste es el final de un macabro chiste de Harvard sobre Jesús de Nazaret y su falta de condiciones para ser profesor titular. Ni Sócrates ni Jesús confían sus enseñanzas a la palabra escrita”1.
  ver mas

 

   Entrevista

Por Emilia Cueto
Robert Lévy
 
   
  Usted ha participado en la organización de Convergencia, Movimiento Lacaniano por el Psicoanálisis Freudiano, ¿de qué manera se abordan los efectos de la lengua en una agrupación que nuclea a psicoanalistas de diferentes latitudes e idiomas? Mucho antes de la fundación de Convergencia participé, en efecto, en las discusiones que llevaron a su concepción. La primera iniciativa dentro del movimiento lacaniano vino de Buenos Aires. Unos cuantos compañeros de trabajo y también amigos, como Roberto Harari, Isidoro Vegh, Anabel Salafia, Norberto Ferreyra y Diana Voronovsky, por citar algunos, me habían transmitido, y con razón, el hecho de que ni el Lacanoamericano, ni el InterAsociacivo Europeo de Psicoanálisis, ni la Fundación Europea por el Psicoanálisis se revelaban suficientes para encauzar la dispersión del movimiento lacaniano no milleriano. Surgió así la idea de un movimiento que reagrupase, al menos al inicio, las asociaciones psicoanalíticas de Europa y América. Se trataba también de considerar la transmisión del psicoanálisis a través de la invención de un dispositivo, que permitiese reagrupar al fin, los poseedores del “cuerpo” de Lacan y los de su “corpus”.
  ver mas

 

   Problemas y controversias en el psicoanálisis

Por Juan Bautista Ritvo
Enigmas lacanianos
 
   
  Dice Lacan, en la clase del 11 de Diciembre de 1973, del seminario Les non dupes errent: “Un resultado ‘la transferencia’ que reside en que la palabra revela algo que nada tiene que hacer con ella, y muy precisamente el saber, que existe en el lenguaje. Por otra parte, nunca dije que el lenguaje fuera saber. Si aceptan recordar algunas de las cosas que escribí en el pizarrón en la época en que tenía fuerzas para ello, el lenguaje es un efecto de lo siguiente: de que hay significante Uno. Pero el saber no es la misma cosa. El saber es la consecuencia de que hay otro. Con lo cual hacen dos, en apariencia. Porque este segundo obtiene su estatuto, justamente, del hecho de que no tiene ninguna relación con el primero, de que no forman cadena, aún cuando yo he dicho, en alguna parte, en mis plumiferajes, los primeros, ‘Función y Campo’, eso no era tan boludo. Quizá en ‘Función y Campo’ dije que formaban cadena. Es un error, porque para descifrar, fue preciso que yo hiciese algunas tentativas, de allí esa boludez. Incluso es lo propio del descifrado. Cuando se descifra, se embrolla. E igualmente es así como llegué, después de todo, a saber lo que hacía. Descifrar
  ver mas

 

   Embarazo temprano

Por Mariam Alizade
Los frutos del cuerpo adolescente
 
   
  Introducción. Antepongo dos elementos previos a toda consideración acerca de la maternidad en adolescentes: la cuarta serie complementaria y la problemática de los pre-conceptos y pre-juicios. “La cuarta serie es el reservorio de los mandatos de la cultura tramitados por el medio ambiente, la familia y el linaje transgeneracional. Es con la expresa intención de utilizar la resonancia de la idea de series complementarias introducida por Freud que denominamos cuarta serie al factor sociocultural. Queremos darle entrada en el seno del cuerpo teórico del psicoanálisis, no como un factor circunstancial sino como un elemento participante en la conformación de la estructuración psíquica. La sociedad y la cultura se adentran cotidianamente en las normatividades familiares, escolares, universitarias, deportivas. Las instituciones encuentran un espacio psíquico y se internalizan. La supuesta libertad de ‘ser’ se enmarca en un cuadro que oscila entre lo imperceptible y la percepción conciente donde mora la obediencia instaurada en el ello y en el superyó. Integrar al factor cultural como serie complementaria exige la inclusión de la psicosexualidad en el tejido íntimo sociocultural del psicoanálisis sin que por ello pierda éste su especificidad. Exige redimensionar la lectura lineal causal de las series complementarias para insertarlas en movimientos interrelacionados de influencia recíproca y de policausalidad concéntrica (Bleger, 1963, p. 116-118)” (Alizade 2004).
  ver mas

 

   Embarazo temprano

Por Laura Kait
Embarazo adolescente y otras situaciones embarazosas
 
   
  La pregunta que aparece en primer lugar es cómo en pleno siglo XXI hay tanto embarazo adolescente. Y la respuesta más sencilla es que la información o el conocimiento no constituyen un saber. He escuchado durante muchos años a pacientes embarazadas y madres menores de 18 años que viven en una Residencia Maternal en Barcelona, lugar donde vivo y trabajo. Jovencitas muy informadas sobre anticoncepción y aborto, ambos perfectamente legales en España y que no están dispuestas a hacer uso de ellos. Con lo que la pregunta sobre ¿qué función cumple este hijo? es la primera cuestión a resolver. El objeto-hijo viene al lugar de dar sentido puramente imaginario a la adolescente en plena interrogación sobre ¿qué mujer quiero ser cuando sea grande? La angustia que abre esta interrogación y la incertidumbre ante una respuesta que tardará en llegar son taponadas por el objeto-hijo. Si pudiese decirse (porque es solo enunciación) la frase sería: “tengo hijo, soy madre”, obturando en un solo acto la cuestión de la castración y la falta de ser. “Tengo luego soy”, respuesta imaginaria ante la insoportable verdad de constituirnos en torno a lo que falta. Así, el embarazo adolescente suele ser una época plena, a veces plena de preocupaciones y en algunos casos hasta divertida: luciendo panza orgullosamente. El problema no son esos nueve meses posibles, lo que en mi experiencia aparece como imposible es la maternidad adolescente.
  ver mas

 

   Embarazo temprano

Por Silvia Wainsztein
Embarazo adolescente, o jugando a los dados
 
   
  Nota preliminar. El “embarazo adolescente” tiene en la actualidad la categoría de conflicto social, cuya objeción es de orden moral. Forma parte del discurso mediático, y golpea cual castigo encubierto a los padres que en general se hacen cargo de sus adolescentes embarazadas. Antes de los años ‘60, la objeción de la que hablamos apuntaba a la consumación del coito de las adolescentes. El mandato de conservar la virginidad hasta que la unión oficial de la pareja legitimara la desfloración, tenía tal prevalencia, que garantizaba el “no hay embarazo adolescente”. Algunos casos testimonian la relatividad de esta garantía.
  ver mas

 

   Embarazo temprano

Por Daniel Paola
Embarazo en la adolescencia
 
   
  No hay iniciación sexual. Definir el término “adolescencia” trae de inicio el primer problema. No creo prudente definirlo ligado exactamente a lo cronológico, ya que existen sujetos que se comportan toda la vida como tales, creyendo que efectivamente hay iniciación eficaz en lo relativo a lo sexual. La misma experiencia demuestra que no por saber es que existe la eficacia. Que un individuo atraviese por la primera relación sexual no es garantía de ninguna iniciación, en cuanto no asegura ninguna eficacia de función en la próxima. De todas formas, atravesar ese momento de inicio, hecho que por lo general transcurre en la adolescencia, no es igual a no hacerlo ya que justamente allí se pone a prueba una inscripción irreductible del sujeto, me refiero a la represión primordial, que hace de soporte para tolerar la falta perpetua de garantía en cuanto a la función.
  ver mas

 

   Embarazo temprano

Por Esther  Díaz
La inmunidad perdida
 
   
  El cuerpo no es una identidad dada de una vez y para siempre. Existe obviamente una base biológica que, a grandes rasgos, parece constante a través del tiempo. Fisiológica y anatómicamente se repiten funciones y formas que permiten identificar el cuerpo de los representantes de la especie humana y, a la vez, diferenciarlos del resto de las especies vivas. Aunque actualmente se registra un plus de transformación en el proceso evolutivo, ya que no sólo se producen interacciones con otras especies y el medio, sino también con un mundo artificial y tecnológico. A tal punto que se podría decir que asistimos a una verdadera interrupción de la evolución por medio de la selección natural y se asiste a un estadio de modificaciones a partir de intervenciones técnicas intrusivas, tales como chips corporales, implantes dentales, marcapasos, cinturones gástricos, bótox, fármacos, transplantes, vientres alquilados, embarazos de ingeniería, lipoesculturas, abortos químicos y erecciones de droguería, entre otras metamorfosis inducidas
  ver mas

 

   Presentación

Por Alberto Santiere
Presentación de Embarazo temprano
 
   
  Antes de la alteración de los mitos originarios –miles de años ha– la mujer no era cincelada por el vehículo de pecado, culpa y sumisión del patriarcado. Ante el resabio de estas sujeciones, la ONU admite una demanda contra el Estado argentino por negar –sus jueces– el aborto a una joven violada por su tío. Los embarazos adolescentes proliferan en consonancia con la prolongación de un período vital producto del empuje de la cultura mediática con su vértigo de imágenes-modelo y de marcados cambios en la familia contemporánea. Es decir, entendemos por adolescencia a una etapa expansible determinada culturalmente, en la que las identificaciones fluctúan y la irrupción pulsional talla la escena desde la remake edípica; por eso desoye a Cronos. Viene a colación un emblemático recuerdo ilustrativo: hacia el final de sus catorce años, Remedios se casa con “el Padre de la Patria” al que apoya activamente en la preparación de la “escalada” andina. A poco de cumplir dieciocho queda embarazada. ¿Era una madre adolescente? Hoy, una mujer de treinta y cinco que no resuelve su acceso a una posición adulta y gesta un bebé mientras destina horas diarias al second life –un jueguito internético administrado por setenta programadores californianos, en el cual ella crea a su propio doble virtual, viviendo así “otra vida digital en la red”– ¿podría concebirse como no adolescente?
  ver mas

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com